RESEÑA: 1917 (2019)

Ficha Técnica

Dirección: Sam Mendes

Producción: Pipa Harris

Callum Mcdougall

Sam Mendes

Jayne-Anne Tenggren

Cinematografía: Roger Deakins

Montaje: Lee Smith

Música: Thomas Newman

Guión: Sam Mendes

Krysty Wilson-Cairns

País: Reino Unido

Estreno: Diciembre 2019







En medio de la Primera Guerra Mundial, los soldados ingleses Schofield (George Mackay) y Blake (Dean-Charles Chapman) reciben la importante misión de entregar un mensaje al general de un batallón aliado, con el objetivo de cancelar su ataque contra el ejército alemán por creer que están en retirada, sin saber que es una emboscada. Así, esta película es sobre la entrega de este mensaje en el frente enemigo en menos de 24 horas. Para ello deberán abandonar las trincheras aliadas y cruzar la línea enemiga, defendida por los alemanes, sorteando todo tipo de obstáculos y adversidades.



Para contar esta historia, Sam Mendes (Óscar a mejor director por Belleza Americana) emplea una narrativa visual como la que usaron Alfred Hichtcock en La Soga o Gonzalez Iñarritu en Birdman, es decir, grabar toda la película como si fuera un único plano secuencia. Lo que busca el director con esta atrevida propuesta es hacernos parte del viaje, introducirnos en esta misión, hacernos sentir la urgencia de estos soldados al hacernos vivir con ellos cada paso del camino que emprenden hasta conseguir su objetivo. Así, podemos vivir y sentir de manera directa los horrores y la crudeza de las acciones en el campo de batalla. Y tal vez por este lado pueda ir la parte más débil de la película, que comete un error común en el cine hollywoodense, el de poner al protagonista en medio de balaceras y explosiones, y que sobrevive con pocos rasguños.


Pero dejando de lado estas licencias, podemos disfrutar de un producto intensamente cinemático, ya que la decisión narrativa de simular una secuencia continua conlleva también un desafío técnico gigante para todo el equipo de producción. Para que una toma salga, todas las áreas tenían que hacer un trabajo perfecto y sin errores, ya que sino tendrían que rehacer todo el plano (que en promedio, duraba entre ocho a diez minutos). Debido a eso, cada momento de la película esta detalladamente coreografiado, con cada actor sabiendo por donde o a que velocidad moverse, evitando los errores en la interpretación o diálogo, y estando sincronizados con los efectos especiales necesitados para cada escena. Además de eso la cámara debía seguir a estos personajes en travellings larguísimos y continuos en espacios como las trincheras, entre arboles de bosque, ciudades abandonadas, o incluso un río, y ni que decir de las batallas entre ingleses y alemanes. Para esto, el cinematógrafo Roger Deakins, el compañero habitual de Mendes, hizo uso de hasta 4 tipos de estabilizadores distintos, sobretodo steadycam y technocrane, y en varias escenas, pasando la cámara de un estabilizador a otro. A pesar de estar hablando de una película hollywoodense, la industria cinematográfica top mundial, este trabajo de Deakins empuja un poco mas los límites en su área: la película fue grabada con un prototipo de la nueva Alexa Mini LF, una cámara que aún no sale al mercado y que fue provista por la misma Arri para la producción. La propuesta y condiciones del rodaje hacían necesario usar una cámara que provea lo mejor en términos de calidad de imagen, pero a la vez ser lo suficientemente liviana y transportable para conseguir grabar de la manera que querían hacerlo.




De esta manera, Deakins logra lo que necesitaba para poder llevar al espectador a percibir la historia de la manera que él y el director querían. Por este trabajo ganó merecidamente el Óscar a mejor cinematografía, para nutrir más su leyenda como uno de los mejores de la historia. Por otra parte, esta película igualmente también ganó merecidamente en las categorías de mejor mezcla de sonido y mejores efectos visuales. Esto puede apreciarse especialmente en las batallas, donde cada disparo o cada explosión se sienten como si sucedieran al costado nuestro. Por este tipo de cosas, el acabado técnico de la película es prodigioso, haciéndose justa acreedora de todos los halagos recibidos en su paso por las temporadas de premios.


Recomendada para amantes de los planos secuencia y amantes del cine bélico.



34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo